Uva Semillón

La Semillón (en francés, sémillon) es una variedad vitífera originaria de la región de Burdeos, en el sudoeste de Francia. Se trata de una uva de piel dorada usada para elaborar vino blanco, tanto seco como dulce. Las principales regiones y países productores son Francia, Argentina, Chile y California. Uva blanca de origen francés con la que se produce el vino de su nombre. También es conocida con los nombres de Colombar, Colombia, Colombier, Greengrape, Semillón y Semillón Muscat.

Es relativamente fácil de cultivar y es bastante resistente a las enfermedades. Madura pronto, adquiriendo un tono rosado en climas templados.

Es una variedad que cuenta con muchos usos en el mundo del vino. Se puede utilizar para elaborar vinos dulces, vinos generosos, vinos blancos secos o brandy. En los vinos secos suele ser un componente menor en un vino de mezcla. Pero esa es la virtud de la semillón: dar grandes resultados en coupages junto a otras variedades, sobre todo con la sauvignon blanc.

Puesto que tiene una piel fina, hay riesgo de que se queme con el sol en los climas más cálidos, motivo por el que apenas es plantada en España. De hecho, en nuestro país, en 2016 había 2 hectáreas residuales de esta variedad, la mayor parte (1,6) en la Comunidad Valenciana y el resto en Castilla-La Mancha (0,4).

De hecho, esta variedad es más adecuada para zonas de días soleados y noches frescas, como es el caso de la región de Burdeos. En las zonas de Nuevo Mundo tiene especial predicamento en Sudáfrica, pero es posible encontrarla también en Australia. En Europa, se cultiva también en Portugal.

Una variedad que se pudre «noblemente»

La semillón tiene la virtud, junto a la Riesling, de pudrirse «noblemente», es decir, de manera buscada para producir un efecto y sabor sobre los vinos característico.

Así, cuando se dan unas condiciones de temperatura y humedad, un hongo (Botrytis cinerea) suaviza la piel de la uva y permite que se deshidrate. Así, toma el aspecto de uva pasa con gran contenido de azúcar y acidez, lo que permite elaborar un vino dulce y cremoso.

 

La fermentación del mosto se lleva a cabo lentamente y el resultado es un vino con un equilibrio perfecto. Ese vino resultante oscila entre ácido, azucarado y alcohólico. Los vinos de Semillón tienen un intenso aroma floral y sabor a miel, en buena parte dado por el citado hongo.

LAS GRANDES REGIONES VITÍCOLAS FRANCESAS

Clásico productor y exportador de vinos, sus cepas y métodos de vinificación crearon escuela en el mundo entero. Tanto para los entendidos como para el gran público, Francia y vino son sinónimos.

Una de las razones de la importancia de Francia en materia vitícola reside en la extraordinaria gama de vinos que produce. La diversidad de sus climas y sus suelos le permite elaborar desde blancos ligeros hasta tintos potentes.

Cada región francesa tiene sus vinos típicos en estrecha relación con la gastronomía local.

LAS GRANDES REGIONES VITÍCOLAS FRANCESAS

1. ALSACIA


Es, junto con la región de Champagne, la más septentrional de Francia. Situada al norte de los viñedos del Loira, esta región debería tener un clima fresco por su latitud. Sin embargo, debido a la protección que le proporcionan Los Vosgos que la bordean de norte a sur y la protegen de los vientos y las lluvias, tiene un clima más atemperado.

El viñedo alsaciano es muy distinto del de las demás AOC francesas. Los vinos llevan el nombre de la variedad y la mayoría son blancos.

Los viñedos se extienden sobre un centenar de kilómetros entre Estrasburgo y Mulhouse, sobre una gran variedad de suelos.

Las variedades:
la gewürtztraminer (cepa blanca) da un vino especiado, amplio y generoso;
la muscat de alsacia (cepa blanca) produce un vino seco con un perfume de uva intenso;
la pinot blanc da vinos blancos secos y frescos;
la pinot gris o tokay de Alsacia proporciona vinos blancos ricos y complejos;
la pinot noir da vinos tintos de poco color;
la riesling produce blancos secos grandiosos, para guardar mucho tiempo, así como vinos melosos excelentes de vendimias tardías;
la sylvaner da vinos blancos afrutados, simples, frescos y fáciles de beber.

Las denominaciones son Alsace AOC y Alsace Grand Cru AOC.

2. BEAUJOLAIS


Es uno de los vinos más conocidos del mundo. La región de Beaujolais ocupa una amplia zona, desde el sur de Mâcon hasta los alrededores de Lyon, y está limitado al este por el valle del Saona. El punto culminante de la región está a más de 1000 m y las viñas alcanzan una altitud de cerca de 500m.

Además de las denominaciones Beaujolais AOC y Beaujolais-Villages AOC, diez pueblos están autorizados a dar nombre al vino: son los llamados «crus de Beaujolais». Estos pueblos son los siguientes : Saint-Amour, Juliénas, Chénas, Moulin-à-Vent, Fleurie, Chiroubles, Morgon, Régnié, Côte-de-Brouilly, Brouilly.

Los caldos de Beaujolais pueden beberse jóvenes, para acompañar carnes a la brasa, embutidos suaves y quesos. Los vinos de los Crus se beben con comidas más fuertes. El Beaujolais Nouveau se debe beber muy joven.

3. BURDEOS


De los viñedos de Burdeos nace el mayor número de grandes vinos del mundo, sean conocidos o no.

Las Denominaciones de Origen en Burdeos son más de 53. Las más famosas son : Bordeaux, Médoc, Margaux, Pauillac, Saint-Julien, Saint-Estephe, Graves, Pomerol, Saint-Emilion, Barsac y Sauternes, Entre-Deux-Mers y Bordeaux Supérieur.

Cada château, cada cru, cada denominación posee una personalidad y originalidad únicas. La gran diversidad de vinos de Burdeos permite adaptarlos a la mayoría de los platos.

Dentro de Burdeos, cabe destacar las siguientes regiones productoras:

MEDOC
Ofrece algunos de los mejores vinos del mundo. Los vinos de Médoc fueron descubiertos hace mucho tiempo por los aficionados del norte de Europa, que ya se aprovisionaban en Burdeos en la época de los romanos. Los Premiers Crus de Médoc, como Margaux, Latour o Lafite, eran conocidos por los importadores de grandes vinos hace tres siglos.

La variedad dominante en las denominaciones del Médoc es la cabernet sauvignon, que se encuentra mezclada en proporciones variables con merlot, cabernet franc y petit verdot. Los vinos tintos de Médoc se distinguen por su rectitud, finura y austeridad, así como por los aromas dominantes de la cabernet sauvignon.

GRAVES
Se extiende sobre la orilla izquierda del Garona. Esta región vitícola es la más antigua de Burdeos, pues ciertas propiedades tienen más de 700 años de historia. El área de denominación Graves se caracteriza por la ausencia de unidad del viñedo y la gran diversidad de los vinos que produce. No sólo se elaboran vinos tintos secos magníficos, sino también blancos, tanto secos como generosos.

Los vinos tintos de Graves presentan finura y equilibrio, así como hermosas notas de cereza, de tabaco y de chocolate. Los vinos blancos gozan de una merecida fama. Las cepas blancas más utilizadas son la sémillon y la sauvignon y, en proporción mucho menor, la muscadelle.

SAUTERNES Y BARSAC
Son denominaciones localizadas dentro de la denominación de Graves. Se produce el Sauternes, considerado uno de los mejores vinos blancos licorosos del mundo. El Sauternes, de color dorado, con notas de miel, de avellana y de naranja, es un vino clásico de postre.

Las variedades utilizadas para la elaboración del Sauternes son las mismas que las utilizadas para los vinos blancos de Graves: sauvignon, sémillon y muscadelle. La diferencia radica en que las condiciones climáticas de Sauternes favorecen la formación de la Botrytis cinerea (podredumbre noble), que decolora las uvas, las arruga y concentra su contenido de azúcar, de acidez y de glicerina.

SAINT-ÉMILION
Esta famosa región vitícola se sitúa alrededor del pueblo de Saint-Émilion, a unos 40 Km al noreste de Burdeos (5,200 Ha). La variedad de vinos de Saint-Émilion se explica por dos factores: por un lado, la gran diversidad de suelos, subsuelos y microclimas y, por otro, la cantidad de productores independientes.

Las cepas merlot (75% del viñedo) y cabernet franc (20% del viñedo) son las que más se aclimataron en esta zona. Estas variedades se combinan para crear vinos finos y frutales, realzados por un buen grado de alcohol, de acidez, de taninos y otros componentes aromáticos. Un Saint-Émilion correcto, de una buena añada, alcanzará su apogeo al cabo de 3 a 6 años. Sin embargo, las grandes cosechas tienen una expectativa de vida de 10 a 20 años, si se conservan en buenas condiciones.

POMEROL
Pese a su reducida extensión, es considerada una de las joyas de Burdeos por la calidad y el carácter único de sus vinos tintos. Es el reino de la merlot, que ocupa 3/4 partes de la superficie de su viñedo. La cabernet franc cubre 1/5 y la cabernet sauvignon aproximadamente un 5%. En general, los vinos de Pomerol se pueden beber bastante jóvenes y la mayoría son seductores entre 4 y 6 años después de la vendimia.

4. BORGOÑA


Borgoña esconde en sus entrañas uno de los viñedos más famosos del mundo, que produce vinos ricos y elegantes. La Borgoña vinícola se divide en seis regiones:

Chablis y Yonne: Limita con Champagne y no está muy lejos del valle del Loira, al oeste. Se elaboran vinos a base de chardonnay, en un estilo cercano al Côte d’Or pero más seco. Algunos viñedos de Yonne producen tintos apreciados.

Côte d’Or: Sus viñas, sobre laderas orientadas al este, se extienden entre Dijon y Santenay. Renombrado centro de vinos tintos y blancos, aquí se elaboran los vinos más complejos, más caros y de mayor longevidad.

Hautes Côtes: Región situada al oeste de la ladera principal de Côte d’Or. Los vinos son algo más simples que los Côte d’Or.

Côte Chalonnaise: Formada por la prolongación de los viñedos de Côte d’Or hacia el sur. Se producen vinos tintos y blancos, algunos excelentes.

Mâconnais: Zona situada al oeste de la ciudad de Mâcon. Propone vinos tintos de nivel medio, y blancos de gran calidad.

Las denominaciones de la región de Borgoña son muy numerosas: cada región, cada pueblo, cada pago tiene su AOC. Posee además una jerarquía de denominaciones bastante complicada: las AOC regionales, las AOC villages, los premiers crus y los grands crus. Algunas de las denominaciones regionales son: Bourgogne, Bourgogne-Aligoté, Bourgogne Passetoutgrain, Bourgogne (Grand) ordinaire, Mâcon, Chablis, Côtes de Nuîts, Hautes Côtes de Nuîts, Côtes de Beaune, Hautes Côtes de Beaune y Côte Chalonnaise.

Los vinos de esta región tienen además la cualidad de ser capaces de acompañar una enorme variedad de platos.

5. CHAMPAGNE


Champagne se extiende a unos 145 km al noreste de París. Ocupa la cuenca de un mar interior desaparecido en la era terciaria. Las elevaciones geológicas han creado las mesetas de la Montagne de Reims y de la Côte des Blancs, con viñedos famosos que poseen la mayor concentración de grands crus y premiers crus. Champagne cubre unas 35.000 hectáreas.

El viñedo de Champagne era famoso bastante antes de que se empezara a producir el vino espumoso que todos conocemos como Champagne. Entre 826 y 1825, 37 reyes de Francia fueron coronados en la Catedral de Reims, después de que San Remigio bautizara allí a Clodoveo. Ya en el siglo IX se hablaba de los vinos de Épernay y los abundantes monasterios de la región estimularon el cultivo de la vid tanto como la exportación del vino. Las grandes ferias medievales que se celebraban en esta región, punto clave de las principales rutas europeas, extendieron aún más el renombre de sus vinos. Muchos reyes y papas poseían viñas en esta región. El vino de Champagne era, en esa época, un vino tinto de color pálido, aroma intenso, tranquilo y no espumoso.

Se atribuye la paternidad del champagne a Dom Pierre Pérignon, un monje benedectino de la abadía de Hautvilliers, que a fines del siglo XVII se dedicó a desarrollar un vino pálido, casi blanco y algo efervescente a partir de las mejores pinot noir. No obstante, es en 1712 que la corte del Duque de Orléans lanza la moda de esta nueva bebida. Para cuando Napoleón I llegó al poder, el vino espumoso de Champagne ya había conquistado a nobles y poderosos de París a San Petersburgo.

«Merecido en la victoria, necesario en la derrota»: esta frase expresa a la perfección la actitud de todo el mundo hacia el champagne, el vino con el que celebran los ganadores y se consuelan los perdedores desde hace siglos. El Champagne puede acompañar toda una comida: con el aperitivo, entradas y pescados, un brut de blanc de blancs; con las carnes, un blanc de tinta o un millésimé y, para el postre, un semi-dulce o un rosado.

6. LANGUEDOC-ROSELLÓN


Los viñedos bordean el Mediterráneo, desde los Pirineos hasta el delta del Ródano. Estas condiciones son ideales para la vid. Es la región productora más grande de Francia (40% del vino francés) y también aquella donde se han producido hasta hoy los cambios más interesantes en materia de viticultura.

Se produce vinos tintos. Las variedades mourvédre, syrah, cinsaut, carignan y garnacha constituyen la base de la mayor parte de estos tintos.

Las denominaciones son: Côtes du Roussillon, Corbiéres, Fitou, Minervois, Côteaux du Languedoc, Clairette du Languedoc, Costières de Nîmes, Blanquette de Limoux.

Los vinos dulces naturales del Rosellón de Banyuls, Rivesaltes, Maury y Muscat Rivesaltes son apreciados en Francia, no sólo como vinos de postre, sino también como aperitivos y para acompañar el foie gras, el melón y los quesos azules.

7. PROVENZA


El vino francés nació en esta región. Cerca de 500 años antes de la anexión por los romanos, en 125 A.C., los colonos focenses y griegos plantaron las primeras vides.

Provenza está delimitada por los Alpes, al norte y al este, por el Ródano, al oeste, y por la costa mediterránea, al sur. Las denominaciones más importantes son Côtes de Provence y Côteaux-d’Aix-en-Provence. Las denominaciones pequeñas, de carácter muy marcado, son Bandol, Bellet, Cassis y Palettes. Las variedades garnacha y cariñena son utilizadas para la elaboración de vinos rosados. Para los tintos se utiliza las variedades cinsault, syrah y mourvèdre.

8. CÓRCEGA


El estilo de los vinos de Córcega ha sido moldeado por las montañas y el mar. Las variedades autóctonas tienen un fuerte acento italiano (nielluccio y sciacarello para los tintos, vermentino para los blancos). La mayoría de sus vinos son tintos. Córcega posee una denominación general Vin de Corse y dos A.O.C. Ajaccio y Patrimonio.

9. SUD-OUEST (SUROESTE)


El Suroeste se extiende desde el departamento de la Gironde, al norte, hasta los Pirineos, al sur. Esta región se enorgullece de una gran diversidad de vinos, surgidos de numerosas variedades locales a las cuales se han añadido las de Burdeos. La región ofrece todos los estilos de vinos, desde los vinos de Gaillac blancos, secos y ligeros, tranquilos o espumosos, hasta los de Montbazillac y Jurançon, ricos y suaves, pasando por los tintos finos de Bergerac y los tintos sólidos y poderosos de Madiran, Cahors y Buzet.

Las regiones de Dordoña, Lot, Tarn, Lot-et-Garonne, Gers y el País Vasco son remansos de paz donde se vive bien y los buenos vinos están presentes a la hora de la comida.

10. VALLE DEL LOIRA


El majestuoso Valle del Loira nos ofrece una variedad infinita de aromas y colores. En efecto, esta región produce una gama de vinos tan amplia que es difícil encontrar características comunes. Su producción abarca desde los vinos blancos secos, semisecos, melosos o generosos a los vinos tintos ligeros o profundos e intensos, pasando por los rosados secos o dulces o los crémants.

El valle del Loira cuenta con 31 denominaciones de origen o AOC: Chinon, Sancerre, Saumur, Saint-Nicolas de Bourgueil, Anjou, Touraine, Vouvray, etc… Los vinos del Loira son fantásticos para acompañar las carnes blancas, los quesos de cabra y la charcutería.

11. VALLE DEL RÓDANO


Se trata de la región vitícola más antigua de Francia. Produce vinos con carácter, llenos de sol, de color profundo con acentos de flores, de frutas y de especias. El valle del Ródano cuenta con varias regiones diferenciadas. De norte a sur, los cerca de 200 km que separan Vienne de Aviñón producen desde los tintos aromáticos de Côte-Rôtie de dominante syrah, hasta los vigorosos tintos de Hermitage, el viñedo más famoso de la régión. También se elaboran allí los vinos jóvenes y frutales a base de garnacha de Côtes du Rhône. El Valle del Ródano cuenta con 22 AOC de las cuales destacan: Châteauneuf-du-Pape, Gigondas, Côtes Rôtie, Saint Joseph, Hermitage, Côtes-du-Rhône, Côtes du Ventoux, Tavel, etc.

Brachetto

La brachetto es una uva tinta italiana que medra sobre todo en la zona del Piamonte, al nordoeste de Italia.

Hubo un tiempo en que se pensó que estaba relacionada con la uva de vino francesa braquet, mas los ampelógrafos creen hoy en día que son 2 variedades diferentes.

En la zona italiana de Piamonte la uva está algo más extendida: la producciónha caído sobre todo en las provincias de Asti y Alessandria, entre los ríos Bormida y Belbo, aparte de en múltiples unas partes de la provincia de Cuneo. En Canelli, en la frontera entre Asti y Langhe, la uva es famosa como borgogna. El vino más resaltable acá es el tinto Brachetto d’Acqui, con Denominazione di Produzca Controllata y también Garantita (DOCG), que está efectuado asimismo en estilo espumoso. La DOC Piemonte Brachetto, asimismo de vinotiento, está hecha con un mínimo de un ochenta y cinco por ciento de brachetto; que se genera normal o bien frizzante (levemente espumoso)». La mezcla para el vino basado en la ruché de la DOC Ruché di Castagnole Monferratto tiene, por lo menos, un diez por ciento de brachetto.

La brachetto tiende a generar vinos de cuerpo ligero, con notas aromatizadas intensas, entre aquéllas que se distinguen notas a fresas. En la zona DOCG Brachetto d’Acqui, la uva es utilizada para generar un vino dulce ligero y espumoso afín al lambrusco que en ocasiones se toma como un equivalente tinto del Moscato d’Asti.

Los famosos vinos del Piamonte

El Piamonte es una de las grandes regiones productoras de vino en Italia. Más de la mitad de sus 700 km² de viñedos están registradas con denominaciones de origen DOC.

La región de Piamonte situada al noreste italiano es la segunda región más extensa de Italia después de Sicilia. El nombre de Piamonte proviene de su ubicación geográfica “al pie de las montañas”, de los Alpes. Casi la mitad del Piamonte es montañoso, por lo que los viñedos se plantan en laderas elevadas y escarpadas y en terrazas inclinadas para sacar mayor provecho de su situación.
Los suelos son alcalinos y calcáreos.

El Piamonte posee un clima propio caracterizado por un verano muy caluroso y húmedo, el invierno es frío y largo aunque moderado por la influencia de los ríos lo que provoca nieblas que limitan la visibilidad a poco más de cinco metros. Cuatro estaciones bien marcadas, con inviernos fríos y húmedos y veranos cálidos y secos, óptimos para la producción de vino.

Barolo

Es el más famoso de los vinos tintos de Piamonte, es de color intenso, fragante y con gran paladar, se elabora con la variedad Nebbiolo, en la provincia de Cuneo en la zona de las Langue que tiene como centro el municipio de Barolo. Este vino tiene un color rojo granate con reflejos anaranjados, un aroma característico, intenso y agradable, y en boca es descripto como seco, pleno, robusto y aterciopelado. El Barolo ha de tener una graduación alcohólica de al menos 13 grados y envejecer no menos de 3 años (de los cuales dos como mínimo en barricas de roble o de castaño). Con cuatro años de añejamiento, es clasificado como «Riserva»; después de cinco, adquiere la categoría de «Riserva Speciale».

Barbera d’Asti

Se elabora en una amplia zona de las colinas de las provincias de Asti y Alessandria siendo Asti el municipio más importante. Vino aterciopelado y de grato sabor, que procede de la variedad de uva.

Barbera

De la cual toma su nombre y a las que, según el pliego de condiciones de producción, se puede añadir Freisa, Grignolino y Dolcetto hasta un máximo del 15%. Después de tres años de añejamiento se le da la calificación de «Superiore»

Barbaresco

Este vino tiene orígenes antiguos. Tito Livio lo citaba en la “Historia Romana. Este vino deriva de uvas Nebbiolo cultivadas en las colinas que dominan sobre el Tanaro, en la Provincia de Cúneo en los municipios de Barbaresco, Treiso y Neive y en la parte del barrio de «San Rocco Senodelvio.
Este vino tiene un color rojo granate, un aroma intenso y en boca es seco, austero, robusto y armónico. Como se produce con la uva Nebbiolo tiene una semejanza con el Barolo pero es más ligero. Añejado tres años es «Riserva» y cuatro «Riserva Speciale».

Nebbiolo

La cepa utilizada le da nombre a este vino que es de color rojo oscuro y recuerda al Barolo y Barbaresco por su procedencia. Se elabora en la provincia de Cúneo. El aroma es tenue, delicado y recuerda a la violeta, mientras que el sabor es seco, tánico de la manera justa con un delicado amargo final. El pliego de condiciones prevé las tipologías “espumoso” y “seco”. Para este último se requiere al menos un año de envejecimiento. Las localidades donde se elabora son: Alba, Baldissero d’Alba y otros.

Moscato D’Asti

Existen dos variedades, Moscato Naturale D’Asti y Moscato D’Asti Spumante, ambos con gran renombre mundial. Son de color dorado pálido, delicadamente dulces y de sabor a moscatel. Se elabora en las provincias de Alessandria, Asti y Cuneo exclusivamente con uvas Moscatel blanco.

La Corvina

La Corvina

Los enólogos de la región le dirán que los mejores y más raros vinos de Valpolicella provienen de la uva corvina. Se trata de una uva autóctona de la región de Verona y cómo ya sabemos, es particularmente indicada para la pasificación.

Las bayas de la corvina son de tamaño medio, ovales y de color azulado oscuro, formando racimos en forma piramidal. Su nombre, fue adjudicado gracias a su color oscuro. Corvina en italiano significa cuervo, y en este caso, la uva corvina es «oscura como las plumas de un cuervo».

Los vinos producidos con esta variedad presentan aromas de cerezas, rosa, canela. También tienen un toque almendrado, además del frescor conferido por su óptima acidez. Cuando los rendimientos son más altos (mayor producción por viñedo), los vinos tintos producidos con la uva Corvina pueden ser más ligeros, frescos y frutados, como en los ejemplos más clásicos de Valpollicella y Bardolino.

Vinos de cuerpo ligero o bien medio con un lumínico colorescarlata. Las uvas tienen mucha acidez y pueden generar vinos con notas a tarta y a almendra. Al final deja notas a guinda. En ciertas zonas de Valpolicella los productores emplean barricas para la crianza para añdir más estructura y dificultad al vino. Las pequeñas uvas de la corvina son bajas en taninos y tienen poco color, mas tienen pieles gruesas que son ideales para el secado y la protección de la uva de la putrefacción.
La corvina madura tarde y es propensa a generar altos rendimientos que pueden impactar de manera negativa en la calidad del vino. A lo largo del ciclo de desarrollo de la parra, los primeros brotes no generan frutos. Las parrasprecisan ser puestas en una pérgola que deje el desarrollo de tallos largos para generar más brotes.

La corvina es una de las uvas más importantes de Valpolicella, la cual se sitúa en la región de Véneto. Es una uva que normalmente domina en los vinos de mezcla, aunque también está permitida una serie de otras uvas locales.

Un Valpolicella DOC básico normalmente tiene poco cuerpo, es afrutando y bastante simple en términos de sabor. Rara vez envejece en roble nuevo y debe ser consumido cuando joven.

Un Valpolicella Classico DOC pr…